A Corazón Abierto - Poema y Dibujo

Actualizado: 25 may 2020


Tengo la dicha de tener un compañero de vida, de aventuras y de todo lo que se nos ocurra. Me propuso acompañar su poema "A Corazón Abierto" con un dibujo y así recorrí las líneas, emocionada, llenándolas de color, de seres, de aliento de vida. Son días de encierro en casa, son días en los que la Madre Tierra respira, florece, se expande.


Aquí dejo el hermoso poema A Corazón Abierto de Daniel Abreu


A Corazón Abierto

Infinitos días entre cubetas, pantallas y cubiertos,

Transmutando contagiosas pesadillas, ensueños.

Confusa gestación hogareña: alumbramiento.

Te acojo, como siempre… a corazón abierto

Observo tu piel pálida, el cuerpo pesado,

mas en tu mirada renace un brillo distinto,

¿acaso el encierro te reveló algo inesperado?

en la quieta oscuridad se escondía un regalo.

Llegas desde un (no tiempo) al Nuevo Futuro,

escapando del claustro inmune a la apatía.

Sentías hasta sangrar la coronita de espinas,

mereces una corona de laureles en tu halo.

Cuando por fin saliste sonriente de tu retiro,

te esperaba, desde siempre… a corazón abierto

Mientras cuatro paredes fueron tu universo,

tu olvidada familia encontraba su epifanía:

delfines volaban por mundos de playas vacías

bendiciendo cloacas, vertederos, funerarias,

mis aves nadaban por un cielo azul casi limpio

cantando inspiradas en ciudades de silencio.

Esperé más allá de los tiempos para oír tu pausa,

sentirte extrañar toda mi Presencia en tu vida.

Aunque tu llamado fue muy tibio, ojos cerrados,

pude escuchar tu aliento lleno de gran sorpresa.

Pedías ayuda al viento, clamabas por un rescate.

Mas ahora que ya estás fuera, quizá lo olvidaste.

Cuando las vivencias del calabozo sean lejanas

y la rutina exija sus deudas, desempolva tesoros:

piel erizada en éxtasis flotando en la mar turquesa,

carcajadas en los labios mientras la lluvia los besa,

grama en tu espalda acariciándote de pies a cabeza,

Sol calentando cuerpos desnudos, ojos cerrados.

Ahora que tus manos son libres para amar, siémbrame:

recuerda que tu verdadero hogar está en mi vientre.

Tierra negra

Agua clara

Luz que respira

No eres mi virus,

no Eres mi virus,

no eres mi Virus.

Recuerda quién eres…

Recuerda a qué viniste…

Eres la amada custodia de mis Aguas y Jardines.

Yo estoy aquí, como siempre… a corazón abierto

149 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo